Setuasana es un estiramiento anterior del cuerpo. Se trabajan cuádriceps y glúteos y se da flexibilidad de la espalda, sobre todo en la zona lumbar. Para ello hay que alinear bien los pies (paralelos entre sí) y las rodillas que no queden juntas ni separadas. Para no forzar la zona cervical (como en la foto 1 a continuación) hay que relajar bien el cuello dejando que el pecho se acerque al mentón. Los brazos y palmas de las manos quedarán bien apoyados para presionar contra el suelo y corregir así la columna.

Fijaos en las diferencias entre una y otra. No es necesario ni obligatorio levantar demasiado la cadera (de hecho, hay que vigilar que no se fuerza la lumbar). Eso sí, evitaremos que quede por debajo de la línea de las rodillas en la medida de lo posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *